Virtualización de servidores sin intermediarios

Procedimientos de virtualización compiladas dentro del kernel

La diferencia más destacada entre los KVM VPS y casi todos los demás modelos de servidores virtuales se oculta en la tecnología de virtualización en sí. Gracias a KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en el servidor – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se están compilando en el sistema operativo del anfitrión. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware para correr programas adicionales y en cambio deja estos recursos libres para los huéspedes creados en el servidor. La eliminación de un tal nivel de comunicación además acorta el tiempo de espera de entrada/salida, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Acceso no mediado a los recursos del servidor dedicados

Disponibilidad de los recursos del servidor dedicados solamente para usted

La tecnología de virtualización innovadora que se asumió para llegar a crear los Servidores Privados Virtuales KVM pone en práctica la idea de una eficiente utilización de los recursos del servidor a disposición. El modelo KVM se compila dentro del SO del host y permite a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware del servidor lo que elimina el momento de pasar cada una de las solicitudes por la capa de virtualización. La menor redundancia en la comunicación permite un rendimiento del Servidor Privado Virtual mucho más rápido.
Acceso no mediado a los recursos del servidor dedicados

Un control total en lo que se refiere al SO

La libertad ilimitada de implantar el sistema operacional que le apetezca

Una cosa que puede ser interpretada como limitación de los Servidores VPS, si se les compara con los servidores reservados, será justamente el SO – normalmente solo será posible elegir entre la lista de SOs que existen en el sistema del proveedor. Contando con Servidor Privado Virtual KVM, a cambio, tiene la opción – efectivamente instalar cualquier sistema operativo compatible con los parámetros de su servidor y el hardware del servidor central. Un hecho real gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del SO del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, eliminando completamente la necesidad de otro nivel de comunicación, fácil de encontrar en varias soluciones de virtualización alternativas.
Un control total en lo que se refiere al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL